Crema para zonas con afecciones (psoriasis,…)

8,26 IVA incluido

Esta crema para zonas con afecciones calma, tanto a nivel cutáneo como psicoemocional. También afianza la barrera hidrolipídica para no perder hidratación, y nutre y protege. Esto es posible gracias a activos hidratantes, antiinflamatorios y nutritivos.

Ingredientes, de mayor a menor proporción:

– hidrolato de lavanda*, manzanilla dulce* y hammamelis*,
– Olivem 1000, coco fraccionado, escualano, manteca de aguacate*, glicerina vegetal, aceite de cáñamo*, macerado de hipérico*, aceite de comino negro*, extracto de ortiga*, ceramidas vegetales, alcohol cetílico, lecitina fluida,
– lactato sódico para regular el PH, goma carragenano, aloe vera* y los aceites esenciales mencionados en el párrafo anterior.

*=eco

Descripción

Visión holística de las afecciones

Las afecciones de la piel suelen venir dadas como reacciones a diferentes detonantes, tanto psicológicos como ambientales y alimenticios. Al final daré ciertas indicaciones generales, para una visión holística de la condición. Esta crema para zonas con afecciones calma, tanto a nivel cutáneo como psicoemocional. También afianza la barrera hidrolipídica para no perder hidratación, y nutre y protege. Esto es posible gracias a activos hidratantes, antiinflamatorios y nutritivos.

Por qué no recomiendo aceites/mantecas sólos

En los tratamientos para la psoriasis y eccemas es muy importante mantener la hidratación de la piel, y en esta crema lo potencio a través de compuestos hídricos, como hidrolatos, ceramidas vegetales y glicerina. Además de sus propiedades extra descongestionantes y calmantes, los hidrolatos nos permiten disfrutar de su agradable aroma.

A veces se recomiendan aceites puros para tratarla, porque evitan la deshidratación de la piel, ya que crean una fina película que evita su evaporación rápida. Cumplen esta función, pero, a su vez, por sí mismos no hidratan, y a largo plazo desequilibran la piel. Veréis, ésta mayormente es un manto hídrico, con sustancias complejas, entre ellas, lípidos, pero en menos cantidad. Si le damos sólo grasas, no lo nutrimos de la parte hídrica que también necesita. Es especialmente adecuado no usar aceites comedogénicos, como el aceite de coco, ya que evitan la penetración de las sustancias hídricas, llegando a agravar el problema tras algún tiempo de aparente alivio.

Por eso, he cuidado especialmente la parte nutritiva de la crema, ya que lleva emulsionantes hipoalergénicos, y de fácil penetración en la piel (el Olivem 1000, la lecitina de soja fluida y el cetílico), junto con mayormente aceites ligeros y de fácil penetración cutánea (aceite de coco fraccionado y el escualano).  Otros son más nutritivos, especialmente escogidos para esta afección: aceite de comino negro, manteca de aguacate, aceite de cáñamo y macerado de hipérico.

Ingredientes

Cada uno de los componentes, por caros que resulten, son de origen vegetal y sin problemas de afinidad cutánea con las pieles más delicadas, ya que a veces uno de los detonantes de la psoriasis viene dado por una pequeña proporción de un componente agresivo para esas pieles, pero aceptado por la mayor parte de otras. Sobre todo en un producto que se queda en contacto con la piel horas, como es una crema.

Por ej., el conservante es Leucidal, un compuesto de amplio expectro, basado en la fermentación del rábano. A pieles tan sensibles, algún conservante incluso aprobado por Eccocert que lleve alcohol de benzilo, puede irritar y resecar. Asimismo, puede ser por reacción a perfumes sintéticos, por eso esta crema, como todas las mías, lleva sólo aromas naturales, en forma de aceites esenciales, y en este caso, especialmente escogidos para esta afección: aceite esencial de benjuí, de mirra, de niaoulí, de geranio, de lentisco, de manzanilla romana, helicriso, y lavanda. El aroma es calmante y cálido, muy agradable.

Ingredientes, de mayor a menor proporción:

– hidrolato de lavanda*, manzanilla dulce* y hammamelis*,
– Olivem 1000, coco fraccionado, escualano, manteca de aguacate*, glicerina vegetal, aceite de cáñamo*, macerado de hipérico*, aceite de comino negro*, extracto de ortiga*, ceramidas vegetales, alcohol cetílico, lecitina fluida,
– lactato sódico para regular el PH, goma carragenano, aloe vera* y los aceites esenciales mencionados en el párrafo anterior.

*=eco

Envase y conservación

En envase de cristal con cabezal dispensador de 100 ml. Es algo densa para este formato, pero nos evitamos contaminaciones por meter los dedillos; sólo implica un poco más de tensión para presionar. En condiciones óptimas (lugar fresco y alejado del sol/calor directo), se puede usar en tres, cuatro meses. Pero al ser cosmética natural, las propiedades de los componentes pueden perder efectividad con el paso del tiempo, así que no recomiendo dejarla de decoración en un estante.

Otros usos

Pensada para afecciones cutáneas, pero también del cuero cabelludo: usar generosamente en él, y dejar actuar una media hora, idealmente, o al menos diez min. A continuación, lavar con champú suave como de costumbre. También se puede usar ocasionalmente para mantener la hidratación ahora que empieza a acercarse el frío en pieles normales, ya sea como crema de manos o corporal.

Indicaciones generales

Para el tema de la psoriasis, también es muy importante tratar de no rascarse nunca las zonas afectadas y tener especial cuidado para evitar lesiones cutáneas como cortes, quemaduras de sol y otras fuentes de irritación que pudieran desencadenar y aumentar el nivel de inflamación de la piel.

Además, recomiendo usar jabones con un pH adecuado (alrededor de 5 -5,4), como los que creo, y evitar baños largos o lavar demasiadas veces al día la piel afectada, incluso con los jabones más neutros.

Asímismo, recomiendo lavar con jabón neutro la ropa, y, o bien no usar nada en el cajetín del suavizante, o una combinación alternada de un poco de bicarbonato de sodio y un poco de vinagre blanco, para que la ropa salga suave y sin restos de sustancias altamente tóxicas no sólo para nosotros, también para nuestras aguas y tierras.

También ayudan los baños con sal del mar muerto y tomar el sol (dentro de los niveles sanos). Se recomienda reducir los niveles de estrés diario y no fumar. En cuanto a alimentación, aumentar la ingesta de ácidos grasos de tipo Omega 3 y 6 (tienen efectos antiinflamatorios muy positivos para este tipo de problemas).

Por último, hacer lo posible por reducir los niveles de estrés, dedicando tiempo a pasear por la naturaleza, meditar, hacer yoga,…

Mi filosofía

Tan sólo trabajo cosmética slow, sin ingredientes minerales ni de origen químico. Para cuidarse tranquilamente, respetando nuestra naturaleza 😍
Para más info todas mis propuestas están libres de:

– productos petroquímicos
– colores, fragancias o conservantes sintéticos
– plastificantes
– siliconas
– parabenos
– PEG
– SLS y SLES
– etoxilatos
– formaldehído
– organismos genéticamente modificados
– crueldad animal
– materias primas baratas sin trazabilidad ética.

Si tienes cualquier duda, estoy a tu disposición para resolverla.

Gracias por tu visita!

Anuncios

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.